viernes, 30 de noviembre de 2007

Hasta siempre, Buzz - さらば、ブッズ


IN MEMORIAM

BUZZFACE

Buzz (1992-2007)
Foto: Francisco Ricarte


¡Adiós, "bicho peludo amarillo"! Tristemente, ayer nos dejaste a la venerable edad perruna de quince años, aunque eso sí, sabemos que al menos te has ido habiendo tenido la suerte de poder disfrutar toda tu vida de una existencia tranquila y feliz, en el seno de una familia que te acogió como uno más, que nunca tuvo un mal gesto contigo y que te ha cuidado y querido como te merecías durante todo este tiempo, desde que no eras más que un cachorrillo juguetón (¡cómo pasa el tiempo! T_T )

El vacío que dejas con tu marcha no será posible llenarlo de ninguna manera. Nos resultará muy difícil a todos acostumbrarnos al hecho de que ya no estás con nosotros, y a mi también me costará hacerme a la idea de que a partir de ahora, cuando visite la casa de tus dueños en el pueblo este próximo verano, ya no estarás ahí tumbado a la bartola en tu colchón, ni volveremos a oir tus atronadores conciertos de ladridos con los que exigías vehementemente que te sacaran a pasear.

¡Hasta siempre, querido amigo de cuatro patas! ¡Que seas muy feliz allá donde estés ahora!

(más adelante editaré el post para añadir un par de fotos más)

昨日、友達のフランくんの愛犬「ブッズ」 は亡くなりました。

さらばブッズ!

jueves, 22 de noviembre de 2007

Turquía islamiza a Heidi - 「ハイジ」、トルコ文部省によって検閲

Aprovecho un breve momento de relax que me he tomado entre la traducción y la preparación de las clases de hoy para dejaros con una noticia de esas que, como mínimo, causan estupor, y de la que ya se han hecho eco muchos medios de comunicación tanto escritos como digitales.




Por si os da pereza abrir el enlace, os resumo un poco de qué va el tema. Básicamente, a partir de ahora, cuando la famosa y entrañable serie de animación basada en la novela de Juana Spyri sea emitida en Turquía, la pequeña Heidi ya no enseñará más las braguitas, que serán convenientemente cubiertas, y la señora Seseman, la abuela de Clara, llevará la cabeza tapada con un pañuelo islámico, por obra y gracia de la censura impuesta por el Ministerio de Educación de aquel país.

O al menos, así ha sucedido recientemente en una ilustración de la novela original (que de hecho es uno de los 100 libros infantiles recomendados por el Ministerio de Educación), realizada, según fuentes del Gobierno, por una editorial privada.

Naturalmente, las implicaciones de esto van mucho más allá de este hecho que en sí mismo es más o menos anecdótico. Lo que de verdad resulta preocupante es que en un país supuestamente laico y que quiere formar parte de Europa exista esta clase de censura y adoctrinamiento. El tema ha causado gran polémica en aquel país (los sectores laicos acusan al Gobierno de intentar "islamizar" los textos educativos, mientras los islamistas moderados apelan a la "libertad individual"), porque no ha sido la primera vez que ocurre algo así, y probablemente tampoco será la última.

Vivir para ver...



「アルポスの少女アハイジ」というアニメはトルコ文部省によって検閲にひっかかった、というニュースです。

イスラム化させるように、主人公の 少女ハイジのクニッカズが見えないように譴責したし、それに「クララ」のおばあさんの「セセマンさん」にイスラムベールくをかぶらせるそうです。


検閲なんて、大変・・・

martes, 20 de noviembre de 2007

Cuentos tradicionales japoneses: La Mujer de las Nieves - 日本の昔話・雪女

Yuki Onna, por Toriyama Sekien
(imagen alojada originalmente en Wikimedia Commons)



Hace mucho tiempo, vivían solos en una lejana montaña el cazador
Mosaku y su hijo Minokichi. Mosaku era viudo, su esposa había fallecido años atrás, cuando Minokichi era aún un niño. En invierno, padre e hijo salían diariamente a cazar zorros, ciervos y osos, para vender sus pieles en la ciudad.

Cierta mañana, muy de madrugada, Mosaku y Minokichi salieron al monte, pero no lograron cazar ninguna pieza. No perdieron la esperanza y siguieron recorriendo el monte hasta que se hizo de noche, en ese momento empezó a nevar intensamente, con un viento tan frío e intenso que les impedía tenerse en pie. A duras penas lograron guarecerse en un pequeño refugio cercano.
En la modesta cabaña pudieron encender fuego, calentarse y reponer fuerzas. Mientras comían, hablaron de diversos temas, hasta que en cierto momento el padre dijo:

- Minokichi, hijo mío, yo soy viejo y tú tienes ya 20 años, y desde que murió tu madre estamos muy solos y necesitamos una mujer en casa. Deberías empezar a pensar en casarte.

Pero su hijo no le escuchaba, porque se había recostado junto al fuego y ya dormía profundamente. En vista de aquello, el padre también acabó por dormirse al cabo de no mucho tiempo, mientras fuera la tempestad de nieve seguía sin cesar.


En mitad de la noche, el fuerte ruido de la ventisca despertó a Minokichi, que al levantarse comprobó que el fuego se había apagado. Se disponía a ir a por más leña para encenderlo de nuevo, cuando de pronto vio de pie junto a la puerta a una hermosa mujer de tez blanquísima y mirada glacial.
Cuando quiso preguntarle quién era y de dónde venía, Minokichi comprobó horrorizado que no le salía la voz, como si una gran piedra le oprimiera el pecho, y que no podía moverse.

La misteriosa mujer entró en la cabaña, se acercó a Mosaku, que seguía durmiendo, se inclinó sobre él y le sopló un aire helado que le fue congelando lentamente hasta dejarle sin vida.
Minokichi, entonces, recobró las fuerzas y logró gritar pidiendo auxilio.

-¡Socorroooo! ¡La Mujer de las Nieves! ¡Auxilio, que alguien me ayude!


Entonces, la Mujer de las Nieves le dijo a Minokichi, mirándole fijamente:


- A ti, por esta vez, te perdono la vida, porque aún eres muy joven. Pero te lo advierto: no le cuentes a nadie lo que acabas de ver, porque si lo haces, te mataré.

- De acuerdo - contestó el aterrado joven -, prometo no contárselo a nadie.


Tras lo cual, la bella y misteriosa mujer desapareció dejando un torbellino de nieve a su paso.


A la mañana siguiente, Minokichi trasladó el cuerpo sin vida de su padre. Todo el pueblo acudió a los funerales, y Minokichi se sintió muy feliz por ser consolado por todas aquellas humildes gentes. Sin embargo, se sentía culpable de lo que había pasado, por haber dejado negligentemente que se apagara el fuego del hogar en una noche tan fría como aquella.
El joven estaba acostumbrado a vivir con su padre, por eso se sintió muy solo y triste al tener que seguir adelante sin él.

Pasó el tiempo, y cierto día de tormenta, alguien llamó a la puerta de Minokichi. Al abrir, vio que se trataba de una bellísima muchacha, empapada y aterida de frío, que afirmó llamarse Yuki y que le rogó que por favor le permitiera pasar allí la noche, porque iba de camino a la capital y se había perdido por culpa de la lluvia.
Al principio, Minokichi no lo veía claro, porque no disponía de una cama que ofrecerle y tampoco tenía nada de comer. Pero la muchacha insistió en que le permitiera quedarse.

- No me importa comer poco o nada, y dormiré en el suelo. Pero por favor, déjame quedarme solamente por esta noche.

Tal era la insistencia de Yuki, que Minokichi accedió a dejarle pasar la noche allí. Naturalmente, Minokichi no tardó en quedarse prendado de la hermosa y dulce muchacha, y le pidió por favor que se casara con él.

Así lo hicieron. Tuvieron muchos hijos y fueron felices durante muchos años.
Minokichi estaba muy feliz y orgulloso de su esposa, pero había algo en ella que le extrañaba. Yuki no salía nunca de casa en los días de buen tiempo o de sol. Pero en cuanto oscurecía, salía fuera con sus hijos para jugar y cantar con ellos.

Pasaron varios años. Cierta noche, Yuki estaba zurciendo un kimono, mientras fuera caía una nevada terrible, con un fuerte viento que hacía temblar la destartalada casa. Minokichi estaba recostado, contemplando a su esposa ensimismada en su labor. De pronto, le dijo:

- Qué extraño, Yuki. No pareces envejecer nunca, sigues tan guapa como el día que nos conocimos.

- Qué va, eso es lo que te parece a ti - dijo ella, sonrojándose.

- ¿Sabes? Acabo de acordarme de una cosa. Cuando era joven, una vez vi a una mujer tan guapa como tú, que además se te parecía muchísimo.


Yuki dejó el kimono y escuchó con mucha atención.


- Yo tenía veinte años entonces, y recuerdo que había salido a cazar con mi padre cuando nos sorprendió una tormenta de nieve como la que está cayendo esta noche. Nos resguardamos en un refugio, y entonces, aquella misma noche, vi a esa mujer, la Mujer de las Nieves.


En ese momento, la expresión de Yuki cambió. Su rostro se volvió pálido y su mirada fría. Se levantó y dijo a Minokichi:

- ¡Me prometiste que no se lo contarías a nadie! ¡Has roto tu promesa!


- ¡Eres tú! - exclamó entonces Minokichi, aterrorizado. - ¡Tú eres la Mujer de las Nieves!


- Sí, soy yo - contestó ella -. Y como has roto tu promesa, ya no puedo seguir existiendo en forma humana. ¡Qué lástima! Yo quería haber vivido contigo para siempre, pero ya no va a ser posible.

Mientras hablaba, Yuki ya se había convertido por completo en la Mujer de las Nieves y estaba de pie junto a la puerta.

- Te dije que te mataría si revelabas el secreto - prosiguió -, pero no puedo hacerlo. No quiero que nuestros hijos, que aún son pequeños, se queden huérfanos sin que nadie pueda cuidar de ellos. No te voy a matar, pero no volverás a verme nunca más. Espero que puedas atender bien a los niños. ¡Que tengas suerte, adiós!


Y, dejando tras de sí un torbellino de nieve, Yuki desapareció entre la ventisca.

- ¡Yuki, espera! ¡No te vayas! - gritó Minokichi.

- ¿Adónde vas, mamá? - lloriquearon los niños, que se habían despertado y se habían asomado al exterior. Sus voces se confundieron en medio del fuerte viento, mientras ella se alejaba para no volver jamás.



Notas


- La Mujer de las Nieves (雪女 Yuki Onna) es un yôkai (espíritu) característico del folklore japonés, que aparece en varias leyendas y también ha sido muy representado en diversas películas y animes. Suele ser representada como una mujer alta y hermosa, de tez muy pálida y cuerpo casi transparente, habitualmente vestida con un kimono blanco, o, según algunas versiones de la historia, a veces desnuda sobre la nieve. Avanza flotando sin dejar huellas y su mirada aterroriza a los mortales. Se dice que es el espíritu de una mujer fallecida de frío en la nieve. En muchas ocasiones se aparece a los viajeros que se encuentran atrapados en tempestades de nieve, utilizando su aliento helado para matarles.

- En las antiguas leyendas Yuki Onna era un espíritu enteramente maligno y agresivo, que entraba en las casas de los mortales y les mataba sin piedad mientras dormían. Más recientemente, las historias la muestran más humana, capaz de mostrar sentimientos, y acentuando aún más su enigmática belleza.

- El escritor irlandés de origen griego y nacionalizado japonés Lafcadio Hearn incluyó en 1903 una versión de la leyenda de Yuki Onna en su libro Kaidan (El más allá), posteriormente adaptado al cine en 1964 por Masaki Kobayashi.

Fuentes:

Cuentos y Leyendas del Japón, de Amparo Takahashi (Editorial Labor S.A., 1984)
Wikipedia: La Mujer de las Nieves
Wikipedia: Lafcadio Hearn
AbandoDataBase: El Mas Allá (Kaidan)

lunes, 5 de noviembre de 2007

Katsu, profesor de la EOI (2) - 言語学校の代用教師だゾ! その2

¡Parece mentira, pero ya ha pasado una semana! De momento, mis primeros días como profesor de japonés en la Escuela Oficial de Idiomas han sido muy tranquilos y positivos. Lo de "tranquilos" lo digo porque, como los alumnos llevaban mucho tiempo sin venir por culpa de haber estado sin profesor desde el principio del curso, estos primeros días las clases han estado bastante despobladas, y en general ha sido casi como dar clases particulares. Supongo que esta semana ya vendrán todos o casi todos los alumnos que tengo.

¿Y cómo me ha surgido una oportunidad así? El lunes pasado, a eso de las once y media de la mañana, recibí en mi móvil una llamada de la Consejería de Educación diciéndome que me habían dejado un mensaje y que debía haberme presentado allí aquella misma mañana, a las nueve, porque me habían citado para cubrir un puesto de profesor interino de japonés en la EOI. No sé muy bien qué pasó exactamente, pero el caso es que yo no recibí ningún aviso ni tenía ningún mensaje en el buzón de voz. Cosas de la tecnología, supongo.

Por fortuna, aunque con retraso, aún me dio tiempo a presentar toda la documentación, y el mismo lunes por la tarde ya comencé las clases... al menos en teoría, porque ese día no vino absolutamente ningún alumno. Según me explicaron, esto es algo provisional, el puesto lo ocuparé yo hasta que salgan las listas resultantes de la prueba práctica de la que ya os hablé y a la que me voy a presentar (la cual se celebra pasado mañana), y entonces, o bien seguiré yo el resto del curso, o bien me sustituirá, ya con carácter definitivo, la persona que quede en primer lugar, pasando yo a formar parte de la lista de la cual saldrán interinos para cubrir posibles nuevas bajas o sustituciones temporales. Hasta que se sepa esto es muy probable que transcurran varias semanas, por lo que, como mínimo, podría estar allí gran parte del mes de noviembre o incluso el mes entero.

Mi horario es por las tardes, de lunes a jueves (mas dos viernes lectivos al mes) hasta las nueve de la noche (dos días a la semana empiezo a las cuatro, y los otros dos a las cinco), por lo que, obviamente, he tenido que dejar las clases en el colegio y también las que os comenté que iba a empezar en Getafe, en las cuales ni siquiera he llegado a conocer a mis alumnos. Pero en fin, es lo que hay.
Y es que, como he comentado en el chatter, esto es lo que me ocurre siempre: me puedo pasar meses sin encontrar trabajo por mucho que busque, y luego, cuando por fin lo tengo, de repente me empiezan a venir ofertas por todos lados, se me acumulan de mala manera y al final no me queda otra que elegir y descartar opciones... Ya habéis visto la última en el mismo chatter, por ejemplo.

En fin, mejor tener donde elegir, que no tener nada en absoluto, ¿verdad que sí?

En cuanto a los grupos y niveles a los que doy clase, son cuatro: uno de tercero (que ahora se llama "intermedio 1"), dos de cuarto, y uno de quinto, en el que, curiosamente, tendré como alumnos a varios ex-compañeros míos de cuarto de hace dos años. Divertido, ¿verdad? Hace nada estaba sentado a su lado en esos mismos pupitres... y ahora me van a tener enfrente. Pero mucho mejor así, porque esto me permitirá encontrarme más cómodo y relajado en las clases, y el ambiente será familiar y distendido.

Lo que no quiere decir que no les vaya a hacer trabajar, ¿eh? ¡No os equivoquéis! Ambiente familiar y distendido, sí, pero al fin y al cabo esto es una clase, ellos son los alumnos y yo el profesor, y como tal, pienso meterles bastante caña... así que si alguno de mis alumnos está leyendo esto, ¡ya sabe lo que les espera!

El único pero de todo esto es que ahora, como es lógico, voy a tener menos tiempo para dedicarlo a la traducción y por lo tanto se me va a retrasar un poco, y tengo que aprovechar cada rato que tenga disponible para seguir trabajando en ella, no puedo descuidarla. Tampoco es nada especialmente grave, no me queda demasiado para terminarla y, en cualquier caso, ya me han asegurado que no me preocupe, que no corre prisa, así que al menos por ahí no tengo presión ninguna. De todos modos espero poder tenerla acabada a lo largo de este mes.

Ya os seguiré contando. Gracias, una vez más, a todos vosotros por vuestras felicitaciones y vuestras palabras de ánimo, de verdad que no os llegáis a imaginar cuánto se agradecen y lo mucho que me motivan.


もう言語学校で日本語教師の仕事を始めました。 今まで授業に着た生徒達は少ないけど、今週以来みんな来るはずだと思います。

授業の時間割は月曜日から金曜日(午後4時
~ 9時)までで、クラスは、三年の一組、四年生の二組、そして五年生の一組、四つです。 大人の生徒で、友好的な雰囲気で働けます。 それに僕の四年生のころのクラスメートにも教えています。おかしいんじゃないでしょう。

どうするかを、これからお伝えいたします。 皆様からの応援の言葉、まことにありがとうございます!

 

blogger templates 3 columns | Make Money Online