miércoles, 21 de marzo de 2007

Cuentos tradicionales japoneses: El ogro rojo que lloró - 日本の昔話 ・ 「泣いた赤鬼」



Hace mucho, mucho tiempo, vivía a los pies de una montaña un ogro rojo (
赤鬼 aka-oni) de aspecto muy feroz, con un cuerno en la cabeza y el cuerpo completamente rojo. Sin embargo, su corazón era bondadoso, y su mayor deseo era poder vivir en armonía junto con los habitantes del pueblo cercano. Pero estos, siempre que le veían, le tenían miedo y huían de él, y por eso el ogro rojo se sentía muy triste.

Así, un día decidió poner un aviso delante de su puerta:

"NO SOY PELIGROSO EN ABSOLUTO"

Pero al asomarse para colocar el cartel, una vez más, los aldeanos huyeron espantados. El ogro rojo se puso a llorar y rompió el cartel que había escrito.

En ese momento apareció un ogro azul (青鬼 ao-oni) conocido suyo, de aspecto igualmente feroz pero que era también muy bondadoso.

"Hola, ogro rojo, ¿por qué rompes eso?"

"Ay, ogro azul, habia escrito este cartel para que los aldeanos vieran que no soy malvado y se llevaran bien conmigo, pero a pesar de todo, ellos me siguen teniendo miedo y huyen de mi cada vez que me ven"

"¿Ah, sí?", respondió el ogro azul, "pues mira, se me ha ocurrido una idea genial. Ven conmigo al pueblo.

"Es inútil, ogro azul, los aldeanos están obcecados y por mucho que intentes hablar con ellos no van a comprender si tienes o no buenas intenciones... seguramente huirán también de ti."

"Justamente de eso se trata, en cuanto vean lo bueno que eres, se convencerán y dejarán de tenerte miedo. Vamos a hacer lo siguiente: yo entraré en el pueblo fingiendo ser muy malvado y haré como que voy a atacarles. Entonces apareces tú para defenderles, me pegas, y me haces huir."

"¿De verdad te tengo que pegar?"

"Eso es, me das una buena paliza."

"No puedo hacer algo así"

"Tienes que hacerlo, ya verás cómo después las cosas te van mejor y te llevas bien con los aldeanos. ¿Has entendido? Me atizas bien fuerte y me haces huir."

Y así lo hicieron los dos ogros. El ogro azul fingió atacar a los aldeanos, y el ogro rojo salió corriendo tras él para atraparlo y golpearlo.

¡ZAS, PUM, PATAM!

"¡Ogro malvado, como vuelvas a molestar a esta gente, verás lo que es bueno!", gritaba el ogro rojo, golpeando al ogro azul.

"Ay, perdón, perdón", respondía el ogro azul.

Y así continuaba gritando el ogro rojo mientras perseguía y golpeaba al ogro azul. Los aldeanos, al ver esto, lo comentaron entre ellos con admiración, y al ver que el ogro rojo les defendía, dejaron de tenerle miedo.

Por primera vez, el ogro rojo recibió en su casa a la gente del pueblo. Hombres, mujeres, niños y ancianos, todos iban a verle sin miedo, y el ogro estaba todo el rato muy ocupado, salía a recibirles, hacía té y servía dulces. El ogro estaba muy contento porque por fin se llevaba bien con los aldeanos.

Pasó el tiempo, y cierto día, el ogro rojo se acordó de su amigo, el ogro azul.

"Ay, qué habrá sido de mi amigo, qué ganas tengo de verle... Es gracias a que él fingio ser malvado, que ahora me llevo tan bien con la gente de la aldea. Debería ir a verle para darle las gracias por lo que hizo"

Y el ogro rojo se dirigio a la casa de su amigo el ogro azul en medio de la montaña, pero al llegar allí, descubrió que la puerta estaba cerrada y clavada con maderas, y sobre ella había una carta dirigida a él. Al leerla, los ojos del ogro rojo se inundaron de lágrimas.

"Para el ogro rojo: Ahora que por fin has logrado ser aceptado por los aldeanos, si supieran que eres mi amigo, ellos volverían a tenerte miedo, ¿no crees? Por eso es mejor que me vaya para siempre y que no te vean conmigo, así podrás continuar en tan buena armonía con la gente del pueblo. De parte de tu amigo, el ogro azul."

Y, recordando a su generoso amigo, el ogro rojo vertía más y más lágrimas sin poder contenerse.

--------------------------------------------------------------

En la tradición cultural japonesa, los ogros (鬼 oni) son unos seres monstruosos, generalmente de instintos feroces y conducta bárbara. Se dice que tienen una elevada estatura y enorme fuerza física; habitan en los montes y sus alrededores, lejos de la civilización. Por lo general, su color de piel es rojizo (赤 aka), pero en este cuento sale también un ogro de tez pálida ( ao, la palabra que en japonés señala los colores azul y verde).

Algunos antropólogos han identificado la figura legendaria del oni con extranjeros que, por naufragios u otros avatares, llegaron a Japón en la antigüedad, y que se ocultaban en bosques y montañas para no ser vistos.

21 Comments:

Aighash & Moreloth dijo...

Pobre ogro, me da penita. A mi cuando era pequeña me insultavan y era un bicho raro, una niña radioactiva, de estas a las q nadie se debía acercar XD. No creo que hubiese funcionado zurrar a alguien .__. .

Jop, gracias a eso el ogro pudo hacer nuevos amigos -__- aunq a costa de un Amigo que nunca había dudado de su bondad, no sé si prefiero q todos me traten mal como antes o no volver a ver a mis mejores amigos, creo q lo segundo sería incluso más duro.

Sobre los ogros, recuerdo Lamu en q eran extraterrestres, y la serie el Dr Slump XD donde no paraban de salir, era muy divertido. Creo que en dr Slump salían vestidos con harapos de tigre, con piel de color rojizo oscuro y un cuerno en la cabeza XD, no me acuerdo mucho pq era muy pequeña cuando la vi.

(Aighash)

Alberto dijo...

Crasos errores los del ogro...
primero el del ser bondadoso.
segundo buscar la compañia de los que no eran semejantes a el.

Shinnee dijo...

Pues no me extraña que llore, quiso buscar nuevos amigos sin darse cuenta del gran amigo que ya tenía y por eso lo perdió...

El método correcto habría sido capturar a los aldeanos a lo "quieres ser mi amigooo" y comerse un niño por cada vez que dijeran que no bwahahaha! (obviamente no, no me miréis con esos ojitos de horror, podios XD)

Iris dijo...

Para que coño un ogro quiere hacerse amigos de esos estúpidos aldeanos? Estoy de acuerdo con Shinnee... aunque yo me uniría con el ogro azul para conquistar el mundo!!!! MUAHAHAHA :[

Si los aldeanos te tienen miedo, hazles que tengan miedo de verdad!!! XDDD

Alberto dijo...

Mmm comer los niños? Buagh ¡¡¡Que asco!!!! Con la de porquerías que les dan las madres!!!....y encima puedes pillar alguna enfermedad... Yo simplemente los desmembraría y los usaría de alimento para las alimañas del bosque..(seguro que alguien me denunciaría por dar de comer a los animalitos alimentos en malas condiciones). Ademas... ¿Para que hacer el bien cuando puedes hacer el mal que es mas divertido e instructivo?

Aighash & Moreloth dijo...

Yo personalmente soy más partidario de Shrek; de eso de arrancar cabezas y clavarlas en estacas. Soluciona el problema de los aldeanos y tiene un gran valor decorativo.
Coñas aparte, es una bonita historia. Por intentar agradar a l@s demás, el ogro rojo tiene que mentir y que negar a alguien que le aceptaba como es.
Gracias por publicar más cuentos!

El Jose dijo...

(/mode serio ON) Señor Katsu, es usted una caja de sorpresas. Cuando parecía que su blog se había circunscrito a tres o cuatro temas específicos, se saca usted de la manga una iniciativa excelente y entretenida, que sin duda será imitada por muchos otros blogs. Me quito el sombrero y le animo a convertirlo en una práctica regular ;) (/modo serio OFF)

Y ahora vamos a lo que mola que es dejar verde al imbécil infantiloide del ogro rojo y al capullo pringao del ogro azul, porque es imposible llamarles de otra manera. Aunque el cuento tiene su parte buena: a diferencia de las fábulas occidentales, que tienen sólo una moraleja, las fábulas orientales tienen muchas. Y útiles.

Primera: No te dejes llevar por las rabientas si no puedes colocar un cartel a la primera; a lo mejor puedes ponerlo a la segunda. O incluso de noche cuando no te vean.

Segundo: No aceptes el consejo del primer fan de lucha libre mejicana enganchao a los esteroides para el cual la solución a tus problemas sea:

a) tomar a la gente a la cual quieres caer bien por los bobos crédulos y cobardicas que son en realidad.
b) hacer méritos demostrando que eres un matón sin cerebro que dejarás de ser necesario cuando no necesiten tu gancho de izquierda.
c) dejar una prueba por escrito en un lugar visible demostrando que eres un patético sinvergüenza capaz de crear un temor irreal en la gente para que esta acepte tu protección (¿por qué me ha venido ahora mismo Bush Jr. a la cabeza?)

Tercero: por mucho que tengan buen corazón, un ogro imbécil será siempre un ogro imbécil y lo mejor para los humanos es no mezclarse con ellos, no sea que se les pegue algo.

Moraleja última que yo sacaría del cuento si fuese un niño japonés: a los que son diferentes mejor meterles de flechazos hasta en el carné de identidad na más se acerquen, que hay mucho listillo suelto. Hombre.

Perry, tío, no sabes la que liaste cuando te entraron ganas de parar en esa isla... XD

Zanthia Khalá dijo...

me encanta ese cuento ^^ lo vi en Sargento Keroro XD

Vtophya dijo...

wow! tu blog es super interesante, con las cosas que justamente me gustan *o*. me llevará mi tiempo leerme todo pero el sacrificio valdrá la pena. te apunto en mi lista de blogeros. y gracias, muchisimas gracias por la visita a mi blog.
kisus!

Bep G. dijo...

Hola, señor Katsu! Sólo decirte que me interesa y me gusta mucho tu blog. Ojalá supiera japonés *sniff*

Y.. pobre ogro azul! Con lo majo que fue. ^^

Un saludo,

Bep

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

¡Me alegro de que también este cuento os haya gustado! Por este més ya es suficiente, prometí uno al mes y os he dado dos, no conviene abusar... pero no os preocupéis, que habrá más cuentos japoneses después de las vacaciones. ^_^


Vtophya & Bep G, ¡bienvenidas!

Marina-chan dijo...

probando probando...

Marina-chan dijo...

¡Al fin! Mil perdones por mi comentario anterior, pero estaba cansada de que el otro dia tuviera que escribir mil veces el mismo comentairo y que me diera error...
La verdad no se qué pasó, simplemente me decia que no podia publicarse, y mira que introduje cientos de veces la veriicacion de la palabra, pero nada!
A lo que ibamos... el cuento me gustó mucho porque ademas no lo habia oido antes, y aunque el final es bastante triste, en mi caso cuando el ogro azul estaba llegando a la casa del rojo me imaginé que se lo iba a encontrar muerto por los aldeanos o algo peor (que mente la mia ^^U), asi que comparado con eso tampoco tiene un final tan triste XDD

Anónimo dijo...

Jo, que cuento tan triste < :)

verificacion: ygskdaa... parece lenguaje de orco xDDDDDD


PD- W·$=(·%=·(%=$·"% no me dejan publicar con mi cuenta


Noe

Mish dijo...

Interesante cuento ^^

Hanami dijo...

Bonito cuento, si señor.. pero realmente estos cuentos orientales no son tan directos en sus moralejas como los de aquí... que querrían decir... que es mejor 1 amigo verdadero que cientos desconfiados? (no creo, porque una vez que los aldeanso supieron que era bueno fueron también amigos verdaderos)... que las apariencias engañan? (posiblemente, si los aldeanos hubieran dado una oportunidad al ogro rojo el azul no habría tenido que montar el teatro)... que el valor de las amistades no se puede medir en cifras (que es mejor, la amistad de un solo ogro o de todo un pueblo?)

No se, que tiene muchas interpretaciones...


Por cierto, una reflexión... tienen los japoneses algún tipo de problema visual? Porque si tiene la misma palabra para el verde que para el azul es que no distinguen bien esos colores... y yo que pensaba que el daltonismo era solo entre rojo y verde :D

Ilumínanos, Katsu-kun, como diferencian los japoneses entre el color azul del cielo y el verde de un bosque? porque no es lo mismo...

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

Hanami, esto es lo mejor que tienen estos cuentos, creo yo: que no nos lo dan todo hecho y masticado, sino que obligan al lector a pensar y a sacar sus propias conclusiones. Realmente esta historia se abre a muchas interpretaciones posibles, y es cada cual quien tiene que decidir cuál es la mejor moraleja que se puede entresacar de la misma.

En cuanto a tu pregunta: no, no es que los japoneses sean daltónicos ni nada de eso. Lo que sucede es que para ellos el color verde no es en realidad más que un matiz del azul, y por ello la misma palabra (tanto el sustantivo 青 "ao" como el adjetivo 青い "aoi" ) puede referirse tanto a un color como al otro. Las confusiones no son probables, ya que es el propio contexto el que establece la diferencia; así, por ejemplo, si decimos que el semáforo está "aoi" se sobreeentiende que nos referimos a que está en verde, mientras que si decimos que el cielo es "aoi" se da por supuesto que es azul. Una manzana "aoi" es de color verde (mal asunto si fuera azul, no diría mucho sobre su estado... a ver quién es el listo que se atreve a comérsela XDD), y si alguien tiene la cara "aoi" significa que... está pálido.

Aún así, existe una palabra específica en japonés, 緑 "midori", que se refiere exclusivamente al color verde y que se puede utilizar en caso de que "aoi" dé lugar a confusiones. Tengo entendido (aunque de esto no estoy del todo seguro, tengo que investigarlo un poco más a fondo) que esta palabra se aplica sobre todo a las plantas y árboles, así que muy bien se puede emplear al hablar de un bosque... aunque, de nuevo, no hay confusión posible, ya que está claro que los bosques no son azules, sino verdes.

Como curiosidad, te comentaré que existe en Japón una festividad llamada Midori no hi. Literalmente, "el día del verdor" o "el día verde"; es decir, el día de contemplación de la Naturaleza, que se celebra en el mismo día del cumpleaños del fallecido emperador Shôwa, Hiro Hito, el 29 de abril (aunque, según la Wikipedia, parece ser que a partir de este año dicha festividad va a ser trasladada al 4 de mayo, y el 29 de abril será el "día de Shôwa") y que marca el inicio de una semana de vacaciones, la Golden Week, en realidad una especie de "macro-puente" que muchos japoneses aprovechan para irse a esquiar. ^^

Deka Black dijo...

La verdad es que es un cuento muy triste. Pero el ogro azul, que generosidad, por otra parte. Sacrifica la amistad que tenia con el ogro rojo por hacer feliz a su amigo :( Eso es genrosidad, ¿no?

Pal proximo, uno que tenga que ve rconconejos, vaaaa, porfaaaaaa.

(Si, he vueltooo :P)

El Jose dijo...

¡Por el amor de Freud, Katsu! ¡Menuda explicación y "sólo" sobre los matices que en japonés existen entre el concepto de azul y verde! O_o

¡Empresas de traducción de este país, ya lo estáis contratando pero para ayer!¡Esto no se puede desaprovechar! Y si hace falta invertir se invierte, coñe... que total Metrovacesa ya no me rinde como antes ^^U... jodía burbuja...

Kaede dijo...

¡Muchas gracias por el cuento! te comunico que enlazaré eú entrada a una mia (espero que te parezca bien).

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

Kaede: Sin problema, gracias por tu interés. Avísame cuando hayas puesto esa entrada para pasarme a verla. ^_^

 

blogger templates 3 columns | Make Money Online