viernes, 15 de julio de 2005

Festivales de verano - 夏の日本の祭り

El verano en Japón es casi sinónimo de "festival". Dos de los matsuri más típicos de aquel país se celebran precisamente en estas fechas veraniegas, tan calurosas en aquellas latitudes como por aquí (y con el añadido de estar en plena época de lluvias, con lo que la humedad se dispara y el calor llega a ser auténticamente inaguantable).

El 7 de julio se celebra todos los años el festival de Tanabata, o Fiesta de las Estrellas. La gente formula sus deseos a los dioses (kami) y los escriben en hojas de papel bellamente coloreado (se suelen hacer peticiones para la familia y los amigos, o para asegurar el trabajo o las cosechas), y a continuación esos papeles se atan a ramas de bambú recién cortadas. Esas ramas de bambú se decoran también con grullas de origami y con otros motivos especiales.

Este festival tiene su origen en una bellísima leyenda "importada" desde China. Según esta leyenda, el séptimo día del séptimo mes del año es la fecha señalada en la que dos enamorados, la princesa Orihime y el pastor Kengyû (simbolizados por las estrellas Vega y Altair, respectivamente), pueden reunirse por fin, tras pasar todo el año separados por la Vía Láctea.

Si visitáis esta página web encontraréis información mucho más detallada sobre el origen y las celebraciones del Tanabata.

A mediados de agosto se celebran además los festivales Bon Matsuri, una celebración de origen budista en honor de los espíritus de los antepasados. Esta es la fiesta más tradicional del verano en Japón. Los asistentes, vestidos con chaquetas happi y kimonos de vivos colores, se reúnen alrededor de un escenario adornado con la característica decoración roja y blanca de las celebraciones, para bailar las llamadas danzas Bon (Bon Odori) siguiendo el ritmo de la música y de los tambores taiko. Hay juegos para los niños, bandas de música, diversas atracciones y puestos de comida (tallarines fritos, sushi, bolitas de pulpo, etc.). A pesar de su origen y simbología funeraria, se trata de una festividad muy alegre, llena de colorido y bullicio, que incluso se ha "importado" a España.

Sí, así es, habéis leído bien. Desde hace ya varios años, las comunidades de residentes japoneses en Madrid y Barcelona celebran a mediados de julio su propia fiesta de Bon Odori, abierta a todo aquel que quiera asistir y pasarlo bien, sea japonés o no. Yo ya fui por primera vez hace dos años, y este año pienso asistir de nuevo (es el próximo día 17, este domingo). El año pasado no se celebró, supuestamente por motivos de seguridad... y es que ell 11-M aún estaba muy cercano.

En el blog de mi amigo Poogaboo encontraréis un excelente artículo con abundante y detallada información sobre el Bon Odori, diversas páginas web de referencia y el cartel de la fiesta de este año en Madrid, que se celebra en el Colegio Japonés de El Plantío. Quien quiera experimentar en persona una auténtica fiesta japonesa sin necesidad de sacar un billete de avión para el archipiélago, que no lo dude; no se arrepentirá.

日本の夏はやはり、祭りの頃です。今日のポスとでは、スペイン人のお客さんに「七夕祭り」と「お盆祭り」について説明をしています。

毎 日、マドリードとバルセローナに御住まいの日本人が「盆踊り」を行います。日本人もスペイン人も、誰 でも自由に盆踊りを楽しむことができます。ボクは、二年前の盆踊りが初めてだったし、大好きでした。ですから今回も友達と集まって行きたいと思います。写 真をとればサイトで見せるでしょう。

4 Comments:

Luis y Laura dijo...

Mmmm... interesante...

Aunque más que "festivales" yo los llamaría "festividades", :P.

A mí Tanabata me encanta, me acuerdo de que en Kioto hicimos nuestro propio árbol de bambú y escribimos nuestros deseos en clase de caligrafía. Fue fantástico...

Y también tuve la suerte de disfrutar del Obon con una familia japonesa. Fuimos a visitar la tumba de los abuelos paternos de mi amiga, me enseñaron qué tipo de celebración hacían (incienso, palmaditas, etc) y fue muy emotivo a la vez que interesante... Sobre todo la reunión familiar de después, en el que otro abuelo me hablaba en Kagoshima-ben suuuuuper cerrado (y al pobre le faltaban algunos dientes!) y yo no lo entendía...^_^

En fin, lo dicho, que yo no lo llamaria "festivales" sino "festividades", ya que cuando decimos festival automáticamente pienso en 'matsuri' y no creo que ni el Tanabata ni el Obon sean matsuris, sino más bien festividades... pero oye, my opinion, darling. Yo es que cuando pienso en "matsuri" pienso en el Gion Matsuri, por ejemplo... ¡eso sí que es un festival!

Espero que no te moleste esta pequeña apreciación... :))) Que está hecha desde el buen rollo, jejejejee....

Besiñus
Lau

Luis y Laura dijo...

Por cierto, que sí que es cierto que Japón es un país lleno de festivales, en todas las épocas del año, pero especialmente en verano.

Y quizá sí podríamos llamarlos festivales al Tanabata y al Obon, jejejeje, que me lo he estado pensando y sí se hacen celebraciones y demás en muchos pueblos y ciudades de Japón.

Simplemente, cuando leo "matsuri" me imagino algo completamente diferente, eso es lo que quería decir.

Gomeeeeeeeen.

Lau

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

No, no hace falta que te disculpes, Lau. Al contrario, se agradece la puntualización. ;-)

Poogaboo dijo...

Me gusta mucho la idea del Tanabata: formular deseos y dejarlos suspendidos en el aire junto a los de otras muchas personas. Es precioso.
La historia de los enamorados es bellisima. Se dice que si el cielo esta despejado y los enamorados se encuentran, sera una buen año para todos.

Gracias por el detalle del blog, me ha hecho mucha ilusion.

¡No vemos en el Bon Odori!

 

blogger templates 3 columns | Make Money Online