domingo, 30 de enero de 2005

Minicumbre improvisada con Lau, Luis y Javier - 仲間空間人との待ち合わせ 

Esta tarde, al encender mi móvil para comprobar el saldo restante en la tarjeta, había en el buzón de voz un mensaje de Luis y Laura, compañeros de clase de japonés en la EOI y del foro Espacio Japón, diciendo que había algo de lo que tenían que hablarme, que por favor les llamara lo antes posible. El mensaje había sido dejado el viernes por la tarde, pero no lo vi hasta hoy porque he tenido el móvil apagado todo el rato (lo utilizo muy poco, los móviles y yo no somos una buena combinación... pero me estoy yendo por las ramas, y esto es más bien un tema para otro post). Así que les he llamado inmediatamente, y ellos me han dado la gran noticia: ¡que se nos casan!

Tan feliz acontecimiento bien merecía quedar con ellos en persona y celebrarlo por todo lo alto, así que hemos acordado reunirnos en el centro de la ciudad, a las seis y media de la tarde, junto con Javier, alias Akebono, también colega foreño y de las clases de la EOI.

Hemos quedado los cuatro frente al Starbucks de la plaza de Callao... y por cierto, que el sitio no estaba elegido por casualidad, ya que esta cadena de cafeterías, que se está extendiendo por Madrid a ritmo vertiginoso, se ha convertido casi en la sede oficial de las quedadas ("cumbres", en nuestra particular jerga) del sector madrileño del foro, y casi siempre, vayamos donde vayamos, sea cual sea el plan inicial, acabamos haciendo una visita a uno de estos locales. Tanto es así que entre nosotros ya son habituales las bromas del estilo de que "el foro Espacio Japón coloniza el Starbucks", "van a tener que convertirnos en clientes honorarios" o "podríamos cambiar el logo de Starbucks por uno de Espacio Japón"... y hoy incluso hemos llegado al "¿y por qué no os casáis en un Starbucks?"

Yo llegué al lugar cinco minutos antes de la hora (no me gusta llegar tarde cuando quedo con alguien), y mientras esperaba a los demás me he llevado un buen sobresalto... bueno, yo y toda la gente que pasaba por allí en aquel momento. Y es que de repente ha aparecido por la esquina
de la Gran Vía una extraña mujer, que tenía toda la pinta de estar trastornada psíquicamente y que parecía como si se hubiera escapado del peor de los manicomios (vestida con un camisón, pelo desgreñado y sucio, con una cara de mala uva que asustaba y fumando nerviosamente un cigarrillo... sólo le faltaba ir blandiendo una escopeta para parecer totalmente salida de una película de terror), y sin venir a cuento, ha cogido con las manos un cartelón del Starbucks y lo ha arrojado al suelo violentamente, mascullando no se sabe qué. Yo he dado un respingo al contemplar tan inesperado arrebato, y me he preparado para echar a correr a la mínima de cambio, porque por un terrible instante me ha dado la impresión de que la señora miraba hacia donde estaba yo, y vete a saber qué ideas le podrían pasar por la cabeza... Pero no, afortunadamente ha dado media vuelta y se ha marchado por donde vino, sin dejar de soltar improperios. Nos hemos quedado todos con la boca abierta, y mi corazón ha tardado unos segundos en volver a latir a su ritmo normal.

Poco después de este insólito incidente, han aparecido Lau, Luis y Javier. En vista de que el Starbucks estaba totalmente lleno, hemos orientado nuestros pasos hacia un local llamado "El Jardín Secreto", cerca de la Plaza de España, que Lau y Luis frecuentan bastante (son amigos de casi todos los camareros) y en el que nos han asegurado que tienen unos pasteles de lujo y una carta impresionante. No hemos podido quedarnos, ya que estaba hasta arriba de gente y con lista de espera, pero nos hemos prometido volver a quedar en breve e ir a cenar otro día allí, reservando mesa si es preciso. La verdad es que el sitio tenía bastante buena pinta, no demasiado grande y con un ambiente bastante acogedor.

Así que al final hemos acabado tomándonos unas copas de helado en un VIPS cercano, en medio de una animada charla que ha abarcado gran variedad de temas, incluyendo, (por supuesto), todo lo concerniente a la próxima boda de esta encantadora pareja, a la que, naturalmente, no
faltaré... Tras los helados, y mientras esperábamos largo rato a que los camareros se dignasen acordarse de nosotros y traernos la cuenta, no podía faltar la correspondiente sesión de fotos para la posteridad, fotos que podéis ver a continuación:

Hosted by Photobucket.com
Katsu (un servidor), Lau y Luis



Hosted by Photobucket.com
Lau, Luis y Akebono



Hosted by Photobucket.com
La parejita feliz: Lau y Luis

Aunque ya se lo he dicho en persona, aprovecho este post para felicitarles de todo corazón por su compromiso y desearles mucha felicidad, que sin duda se la merecen, por ser tan buena gente.

Y esto ha sido todo por mi parte... si queréis más información y fotos, visitad el blog de Lau y Luis, Puente Aéreo.


Saludos,

Katsu

6 Comments:

Luis y Laura dijo...

Hola buenas!

Muchas gracias por tus amables palabras, Katsu... aunque después de decir que más información en nuestro blog, sí que vamos a tener que postear rápido algún detalle más sobre la boda! ^_^

Espero que ya hayas resuelto el problemilla de las imágenes, sino mañana te echo una manita encantado!

Un abrazote, y un beso.
Luis y Laura

Noe_Izumi dijo...

Si no yerro, el Starbucks es una famosisima cadena de cafeterías estadounidense. ¡Asi que ya estan en Madrid!No tardaremos en ver alguno aquí XD
En cuanto a la extraña mujer... Dios, yo en tu lugar, tardaria horas en calmarme :D Soy muy nerviosa por naturaleza y en especial ese tipo de situaciones me provocan un sentimiento que no soporto... una especie de miedo mezclado con verguënza ajena...
¡Felicidades a la parejita! :)

河曲勝人 - Kawano Katsuhito dijo...

El tema de las imágenes parece que ya está solucionado. Tal y como sospechaba, era por culpa de las dimensiones de la foto, que si sobrepasa el ancho de la columna de mensajes trastoca todo el diseño.

Con ponerlas a 400x300 es suficiente para que salga todo bien... por cierto, supongo que os habréis fijado ya en que ahora es posible escribir en el blog directamente desde Photobucket y añadir las fotos desde allí... Está genial, es una gran idea que me ahorra mucho trabajo.

Noe-chan: Pues sí, últimamente en Madrid están surgiendo Starbucks como setas. Es ya bastante difícil dar unos pasos por el centro sin encontrarte con uno. Por ejemplo lo largo de la Gran Vía (una calle que no es excesivamente larga, quizás quinientos metros como máximo), si no he contado mal, hay ya tres o cuatro, y suma y sigue.

Al final esto se va a parecer a aquel episodio de los Simpsons en el que Bart entra en el centro comercial, y la mayoría de los locales son Starbucks. Se mete en un local de tatuajes (a perforarse la oreja para ponerse un pendiente, si no recuerdo mal) y el dueño le dice, "date prisa, porque dentro de cinco minutos esto será un Starbucks". Y cuando sale, TODAS las tiendas del centro comercial son Starbucks.

Casi, casi lo mismo... ^_^

Anónimo dijo...

Pues mis felicitaciones a la parejita :)

Y gracias por decir lo de photobucket!

psique3000 dijo...

buenas

comorrrrrrr tu movil ¿? :XXXXX

es posible eso ¿?

besitos

psique3000 dijo...

estais todos muy fotogenicos

besitos

 

blogger templates 3 columns | Make Money Online